adaptando-el-trabajo-en-equipo-haciendo-home-office

Adaptando el trabajo en equipo haciendo home office

Adaptar nuestro trabajo en equipo haciendo home office fue un proceso de prueba y error, hasta encontrar ese punto en que fluyera todo. Aparte que cada día puede ser diferente, de acuerdo a tu humor o con quienes compartas tu hogar, así que sé paciente contigo. Nosotros tuvimos una ventaja que debemos reconocer: Haber trabajado desde casa en equipo anteriormente. 

Reconociendo nuestras ventajas

La diferencia entre cambio gradual y cambio repentino

En nuestro equipo contabamos con la dinámica de tener un día asignado para trabajar desde casa. De tal forma, se fue haciendo un refuerzo de las actividades para mantenerse en contacto con el equipo, una buena comunicación con los clientes y mantener la productividad.

El cambio fuerte de seguir lineamientos debido al COVID, sí llegó a causar una reestructuración de cómo llegar a manejar la situación.

Tener un espacio designado para el trabajo, no es solo para mentalizarse en las tareas asignadas, también es para llevar a cabo una buena predisposición ergonómica para que a la larga, no tengan dolores físicos ocasionados por mala postura o trabajo repetitivo.

A continuación compartimos los cambios que se hicieron durante el distanciamiento social, para mantener nuestro ritmo laboral.

 Las cosas que nos funcionaron fue incluir lo siguiente:

  • Mantener una junta inicial diaria para poder recapitular las tareas del día anterior y luego poder decir en que se estaría trabajando en el día de hoy
  • Mantener que la junta diaria durará menos de media hora
  • Mantenernos en contacto mediante un grupo de la plataforma de Slack
  • Creamos la didáctica de leer un artículo en el día, referente a nuestra área de trabajo
  • Reforzar la manera de ver en equipo los objetivos del mes

Caminando entre la incertidumbre

adaptando-el-trabajo-en-equipo-haciendo-home-office-

La sencillez es tu gran amiga

Cambios sencillos como los anteriormente descritos, llevan a crear una rutina laboral estable, sea donde sea que estén nuestros integrantes. Especialmente cuando no sabes para dónde irá a parar el mundo, poder reconocer pequeñas cosas que se pueden hacer bajo tu control, después te otorga una gran base de donde puedes seguir abriéndote camino para lograr tus metas.

En tiempos de COVID, nosotros en Conversiones, estuvimos haciendo una didáctica de leer un artículo al día, compartiendo lo que nos dejaba lo aprendido. Encontrando una forma de comunicación más abierta, pudimos utilizar el conocimiento aprendido para explicar nuestros procesos o darnos entender entre diferentes departamentos. 

Algo así de sencillo logra ubicarnos en el presente y poder compartir nuestro conocimiento, por ejemplo: Los 4 artículos sobre marketing digital para mejorar tus conocimientos y nuestros consejos para trabajar desde casa, donde hablamos de maneras de organizar tus actividades laborales, situaciones del trabajo y cómo manejarlo y una forma de lograr un descanso adecuado. Entre otros artículos más que estaremos compartiendo en nuestro blog y nuestras redes sociales.

Recuerda que no estás solo

Tu equipo está para ayudarte o si eres freelance, hay comunidades enteras de freelancers en la cual se reúnen para apoyarse mutuamente, con hacer una búsqueda sencilla, podrás llegar a algunos grupos de Facebook, Reddit o Slack. De igual forma, en redes sociales hay muchos freelancers que comparten su experiencia y otorgan material de ayuda, en forma de podcast, vídeos o audios.

Saber delegar labores es una de las principales cosas que se aprende en las tareas en equipo. 

Cuando se tengan las tareas básicas ya con un buen ritmo, verás que podrás fluir con tus labores asignadas.

Si lograste trabajar en equipo, lograrás encontrar un ritmo al cual adaptarse al hacer home office. Cada día es una nueva oportunidad de intentar algo que funcione.

Artículos relacionados